Animatrix
Por Roberto Gómez
En oriente el boom de Matrix rebota con 9 cortos de factura japonesa.
Cuando los Hermanos Wachowski crearon Matrix, muchos espectadores con algo de cultura animé pudieron notar una coincidencia en varios conceptos con la película Ghost in the Shell (dirigida por Mamoru Oshii) un Animé que también mezclaba la realidad con una inteligencia artificial que despertaba a la vida y cyborgs con implantes en la nuca y conexión a la red.

No casualmente “Los Hermanos”, como los llaman en Hollywood, decidieron blanquear la situación y asumir su admiración por el trabajo de Osdhii y el autor del manga Masamune Shirow (Appleseed, Black Magic M-66, Dominion).

El 2003 es conocido entre los nerds como El Año de Matrix y no es casual, 2 películas (Matrix: Reloaded y Revolutions) un videojuego (Enter the Matrix) y Animatrix, un compilado de nueve cortos animados con diferentes técnicas y dirigidos por siete directores que han hecho del Animé una forma de vida.

Compilados de este tipo no es la primera vez que se producen, el ejemplo más taquillero es Heavy Metal (1981) que aquí en Buenos Aires supo pasar por la sala Cine Arte hace dos décadas.

Pero ahora nos llega ésta edición de Animatrix en video y DVD, con cortos ambientados en el universo de Matrix, para los que fueron convocados equipos completos de artistas japoneses de primera línea.

El Vuelo Final de Osiris: Ésta es la precuela directa entre Matrix y Recargado. Dirigida por el director de animación de Final Fantasy: The Spirits Within. Utiliza animación por computadora hiper-realista para relatar los últimos minutos de la nave Osiris. Quizás la menos Animé de todas las partes, pero fundamental antes de ver Recargado.

El Segundo Renacimiento Partes I y II: Dirigida por Mahiro Maeda (Blue Submarine No.6) nos lleva en un viaje a través de los archivos de Zion en el que nos cuenta el fracaso entre la relación entre el hombre y el robot en una fábula orwelliana para androides. Los dos capítulos están saturados de violencia explícita con mucha animación de la buena, y bastantes escenas integradas con animación computada que forman un exquisito Guernica futurista coronado por un caballo mecánico que cierra el telón a la humanidad, convertida en biobaterías para robots.

Un Corazón de Soldado: Yoshiaki Kawajiri (Lensman, Demon City, Wicked City, Cyber City Oedo 808, The Cockpit Ninja Scroll, Vampire Hunter D: Bloodlust, “X”) dirige la cuarta historia, una de samuráis con mucha velocidad y katanas en donde la tentación es el eje de la historia, ¿vale la pena sufrir las privaciones del infierno post apocalíptico existiendo un lugar cálido como la matriz?.

Una Historia de Detectives: Contada por Shinichiro Watanabe (Cowboy Bebop, Macross Plus) este policial negro sigue a Ash, un detective en decadencia que tendrá que encontrar a un hacker reconocido: Trinity. Un juego del gato y el ratón dirigido con precisión de ajedrecista, donde la Reina Roja pude conducir al protagonista a un Jaque Mate mortal.

Más allá de la realidad: Quien mejor que el productor de “.hack//SIGN” y director de Robot Carnival para llevar adelante una historia donde un “bug” en La Matriz aparece en un barrio común de Japón. Koji Morimoto dirige esta especie de Alicia en el Pais de las Maravillas con Poltergeist que ensaya técnicas de escenarios realizados en animación computada con animación tradicional.

Matriculado: Peter Chung, el creador de Aeon Flux, explora -con modelos estéticos muy parecidos a los de la serie animada de MTV- la relación hombre-máquina en el futuro post apocalíptico de Matrix.

Un grupo de científicos se dedica a cazar robots para introducirlos en una Matrix lisérgica creada a medida, con el fin de provocar la “humanización” en los robots. En esta Matriz tan Andy Wharhol creada por los humanos, los personajes se liberan de sus miedos y ataduras para intentar convivir pacíficamente con los robots. “Mostrándoles un mundo mejor, se convertirán” dice uno de los personajes, la respuesta está en el final del corto más largo de la serie.

Record Mundial: En su primer trabajo como director, Takeshi Koike, se pregunta que ocurre cuando un hombre despierta de La Matriz sin ayuda externa. Dan Davis es un corredor super exigido que logra el record de velocidad a un precio que lo pone al filo de la locura. Estéticamente Récord Mundial aporta trazos duros y una animación algo más brusca, pero se mantiene por su sólido guión.

La Historia de un Chico: En el final, Shinichiro Watanabe, vuelve con una historia bastante sórdida, que empieza cuando un adolescente se contacta con Neo que lo induce a escapar de La Matriz. Con una técnica que recuerda a la de “Despertando a la vida” la historia llega a un pico final donde la Fe es cuestión de vida o muerte fuera del mundo ilusorio creado por los robots.



Ser becario en Japón: Mauro Damián Macias
Ser becario en Japón: Mariana Coolican
Animatrix : Oriente se viste de verde
Danza Butoh : Bailando en el Viento
El Idioma : Japonés Gratis
Cocina Japonesa: Paladares Exclusivos
El Idioma: Lengua con Historia
Animé y Manga: Ojos Bien Abiertos

© 1997-2003 Ciudad Internet
  Ir Arriba  
Política de Confidencialidad | Política de Uso Aceptable E-mails: Contenidos | Comercial